Primer Día de Escuela.

Bueno, mi hermano Roberto, va para primer grado ya, y lo único que puedo pensar es como ha crecido él. Me recuerdo perfectamente cuando mi mamá estaba embarazada, cuando se dio cuenta, todos los tumultos que pasó, y yo sólo pensaba en mis egoístas 11 años… ¡Me quitaron el campo!

Porque yo fui el más “chineado” de la familia, el menor de todos los nietos, y toda esa vara… Y llegaba, ese, el que me iba a lograr quitar el campo tan bien merecido que tenía (ja ja ja, quién me oye…). Pero no, crecí, y el también. Ha pasado varios niveles preescolares, la lucha apenas comienza…
Hoy es el día en que verdaderamente empieza a crecer. Hoy entra con todo a la educación obligatoria escolar.
Hoy es su primer día.
Hablando de esto, me recuerde mi primer día: Los nervios de los días previos a entrar, todas las carreras para conseguir todos los útiles a tiempo (en su caso, son DEMASIADOS, comparados con los que yo recuerdo haber comprado). Llegar a forrar los libros y cuadernos, para que a mitad de año, le quite el plástico. Entrar a un lugar nuevo, conocer gente nueva, tener profes nuevos… Es toda una Odisea.
Viendo para atrás, he llevado 12 años de educación, más uno o dos de prekinder y kinder (?) y uno de Educación Muy Superior (Universidad), y la verdad, no cambiaría sus años por los míos.
Le deseo mucha suerte. Suerte para aguantar a todos sus profesores durante 6 años. Suerte para utilizar un uniforme durante 11 años (espero que no tenga que llevarlo durante más tiempo). Suerte para soportar todas las regañadas, todas las boletas, todos los libros. Suerte para aprender a leer y escribir, y luego a sumar y restar. Suerte para hacer todas las cosas que yo no hice.
Ayer comenzó el primer grado, y la verdad, yo estaba bastante emocionado.
Le deseo toda la suerte para afrontar todos los retos y años porvenir.
Ojalá les haya gustado :P.