Declaración de intenciones … O algo así

Estas últimas semanas han sido diferentes. No sé, siento que el tiempo me está pasando de largo y yo no hago nada para detenerlo, y a veces ni siquiera disfrutarlo. Este proyectito mío, este pequeño rincón mío donde escribo mis delirios políticos, así como mis preocupaciones personales, ha cambiado, y no sé como remediarlo.

Y no es ese el tema realmente… Yo he cambiado. Cumplí un año más, di un paso más a la vida de adulto, a la vida seria. En fin. Cumplí otra etapa en mi vida. Y el cambio no lo veo.

Muchos días ando como zombie por la Universidad. Llego, recibo lecciones, y me voy justo apenas salgo. Llego a mi casa, a hacer nada. Y no quiero que esta sea la regla, quiero disfrutar aún más, aprovechar mi vida de universitario, que al parecer, se me está empezando a ir de las manos.

Siento que no he cumplido mis propios propósitos personales y muchos menos blogueros, como lo declaré este enero.

Siento que debo tomar una nueva ruta en mi camino a través de mi vida, no me siento como yo. Mis amigos al parecer no son tan mis amigos, mis amistades se convierten en nuevos amigos, y no hay posibilidad a la vista de dejar el autoimpuesto castigo, tal vez no tanto autoimpuesto, pudiendo acreditar un poco de la culpa a un persona de mi pasado, de cuyo nombre no me quiero acordar.

Y más que para “rellenar“, como dirán algunos, ocupaba escribir esto en algún lado, tal vez fui disperso, pero ocupaba expresarme… Gracias por aguantarme, recuerden que su apoyo en forma de comentarios siempre ayuda a sacar las cosas adelante…

PD. La imagen, me dio risa, y es muy real, es de acá.

Saludos, Álvaro A.