Sala Constitucional… ¿Es necesaria una Reforma?

Bueno, antes que nada, aclarar que este post estaba pretendido para hace varios días, pero por razones de exámenes, tiempo y enfermedad, hasta el día de hoy puedo prepararlo como quiero…

Hablaba con @H3dicho, sobre la posibilidad de una reforma a la Sala. Él hizo este post, con el cual no estoy tan de acuerdo.

Un poco de historia.

Históricamente, la Corte Suprema (si no me equivoco), se encargaba de amparos y de inconstitucionalidades, y demás recursos, pero estos eran muy limitados. Don Rodolfo Piza, uno de nuestros últimos verdaderos juristas junto con otro grupo de personas, diseñaron una Sala, a manera de Tribunal Constitucional para que se le pudiera atribuir estos recursos y que pudieran mantener el orden constitucional, que de acuerdo a varios de mis profes, anterior a la Sala Constitucional, era un verdadero problema mantenerlo, por el puro hecho de que era bien difícil acceder a la Justicia Constitucional.

Pero, hay un pero. Siempre lo va a haber. Los juristas que prepararon el proyecto de la Sala, prácticamente… “cortaron” todas las salidas, básicamente, se encerraron en un espacio, y quemaron todo a su alrededor. Esto significa, que es prácticamente imposible el reformar la Sala. Primero, porque al haber proyectos de ley en los cuales se quiera de la más mínima forma reformar cualquier cosa, preceptivamente tienen que pasar por la consulta de constitucionalidad de la Sala, y ésta no va a permitirlo.

A través de su historia jurídica, la Sala Constitucional, ha tenido sentencias que sin ellas, la institucionalidad de Costa Rica, y propiamente la constitucionalidad, no serían lo que ya son. Se puede poner de ejemplo, la sentencia del Debido Proceso, la de la Reelección, entre otras (principalmente esas dos me acuerdo ahorita, sino pueden buscarlas cuando gusten acá).

En fin, la Sala ha hecho sus cosas, grandes, no se les puede quitar eso. ¿Realmente ocupa una reforma?

H3dicho afirma que la Sala no es política, y yo estoy de acuerdo, pero hasta un punto. Sus integrantes son todos juristas en diversas ramas, pero al final del día son personas.

Reforma:

Hace más o menos 10 años, de acuerdo a mi profe de Constitucional I y II, hay una reforma que se discute, de quitarle jurisdicción a la Sala, pero no potestades. Esto se traduce muy simple. Crear Tribunales Constitucionales en las provincias, de forma que estas manejen los recursos “menos importantes”, como los Hábeas Corpus, los Amparos, quitando así el peso de expedientes que tiene la Sala, y dejándole a su vez a ésta, los recursos “más importantes”, tal como los Consultas de Constitucionalidad del Poder Legislativo y el Poder Judicial, y las Acciones de Inconstitucionalidad.

El problema que veo en el Plenario Legislativo, es que estos proyectos de ley que se quieren proponer (no sé si ya están en votación) los están dando con el hígado en la mano, a raíz de algunos votos recientes de la Sala, ejemplo: Retenes Policiales.

La solución no está en quitarle potestades, como la de la consulta de constitucionalidad, puesto que esto dejaría abierta la brecha para muchos proyectos no tan constitucionales, sino en reducirle su número de expedientes, creando Tribunales que le ayuden a mejorar al país.

Pero esta es mi opinión y no espero que la compartan, y si quieren criticarme, o sugerirme algo, con gusto acepto sus comentarios.

Saludos, Álvaro A.

Bueno, antes que nada, aclarar que este post estaba pretendido para hace varios días, pero por razones de exámenes, tiempo y enfermedad, hasta el día de hoy puedo prepararlo como quiero…

Hablaba con @H3dicho, sobre la posibilidad de una reforma a la Sala. Él se adelantó e hizo este post,con el cual no estoy tan de acuerdo.

Un poco de historia.

gHistóricamente, la Corte Suprema (si no me equivoco), se encargaba de amparos y de inconstitucionalides, y demás recursos, pero estos eran muy limitados. Don Rodolfo Piza, uno de nuestros últimos verdaderos juristas junto con otro grupo de personas, diseñaron una Sala, una manera de Tribunal Constitucional para que se le pudiera atribuir estos recursos y que pudieran mantener el orden constitucional, que de acuerdo a varios de mis profes, anterior a la Sala Constitucional, era un verdadero problema mantenerlo, por el puro hecho de que era bien difícil acceder a la Justicia Constitucional.

Pero, hay un pero. Siempre lo va a haber. Los juristas que preparon el proyecto de la Sala, prácticamente … “cortaron” todas las salidas, básicamente, se encerraron en un espacio, y quemaron todo a su alrededor. Esto significa, que es prácticamente imposible el reformar la Sala. Primero, porque al haber proyectos de ley en los cuales se quiera de las más mínima forma reformar cualquier cosa, preceptivamente tienen que pasar por la consulta de constitucionalidad de la Sala, y ésta no va a permitirlo.

A través de su historia jurídica, la Sala Constitucional, ha tenido sentencias que sin ellas, la