Buenas Noticias

Que bueno es escuchar buenas noticias, definitivamente.

Me costó mucho decidir si hacer este post o no, y pues si lo voy a hacer, el post es bastante personal, pero como todo, necesitaba contarlo.

Hace aproximadamente 3 años (o 3 y medio), yo iba a una Nutricionista* y pues, como todo buen joven de 16 años no era muy cumplido con el plan nutricional, entonces no tenía un avance claro, unas veces bajaba, otras subía, había meses que me cansaba y no volvía por mucho tiempo, luego volvía arrepentido y se repetía la historia. Todo un círculo vicioso.

Hubo una semana que empecé a sentir que me cansaba muy fácilmente, necesitaba tomar agua, y algunas otras cosas, que le indicaron a la nutricionista, que tenía algo “mal”. Me mandó un examen sangre, y me dio un subonazo de azúcar, llegué a un nivel “Prediabético”, y por supuesto, como mi abuela tiene Diabetes, inmediatamente asumimos todos que estaba con prediabetes. Ni que decir, deje de comer todo los productos con excesiva azúcar (coca cola, postres, etc), luego sobrevino una dieta más estricta, que me duró… Poco.

Nunca más he vuelto a tener esa sensación de esa semana, gracias a Dios.

Hace un mes y medio, por recomendación de un doctor general que fui a ver por una gripe, fui a una Endocrinológa**, que, sinceramente, para mi ha sido una maravilla.

He aprendido la verdad bastante, con apenas 2 citas, y realmente me agrada.

La buena noticia, bueno, son varias:

  1. En un mes y medio, con simplemente ser consciente de consumir menos carbohidratos, bajé 9 libras.
  2. Me envió exámenes de sangre, y el azúcar me salió en un nivel normal, también el colesterol y demás pruebas. Es decir, tengo sobrepeso, simplemente por mis malos hábitos de comida, no tengo problemas inmediatos, ni, lo más importante, NO tengo prediabetes hereditaria! Según la Dra. no soy ni siquiera susceptible, claro, de la hereditaria.
  3. Estoy emocionado y he aprendido.

Y para finalizar, no creo en las dietas mágicas, ni en sesiones ni en terapias. Se baja de peso haciendo los 5 tiempos de comida, y con ejercicio. Y yo voy por una meta clara.

Saludos, Álvaro A.

*Por ética profesional, no voy a poner el nombre. Su labor personalmente, me pareció excelente, el que no haya sido tan efectivo, fue pura culpa mía.

**Si alguno quiere el nombre, me lo pide por el correo y con mucho gusto, por cuestiones personales, prefiero no poner el nombre.