Creer en imposibles

Una parte de mi quiere creer en imposibles.

Quiere poder llevar a feliz conclusiones las quimeras que acechan mi vida.

Una parte de mi quiere ser realista y no seguir soñando.

Otra parte me dice que haga las cosas tal y como las dicta el corazón, pero cuando la mente quiere tener participación, se nubla la razón.

Esto es algo que ha pasado por mi mente desde hace unos días, todo empezó con los imposibles que se me han planteado a medida que las cosas se van sucediendo al frente y alrededor mío.

He querido volver a mi pequeño espacio de opinión y volver a darle vida, así que volveré a empezar con un pequeño pensamiento, que sin malintencionar puede semejar algún intento de poema. Aclaro que simplemente son líneas que se conjugan solas en la mente.

Espero les haya gustado, es algo que he escrito desde lo más profundo de mis sentimientos, porque ni del corazón ni del cerebro puedo lograr tal sinceridad y claridad al escribir.

Saludos,

Álvaro A.

  • terox

    No en balde, en la película Metrópolis (1927) se dice que el corazón debe ser el mediador entre la mano y el cerebro…

  • Men, lo importante es que esta la necesidad y existe el espacio – que podes volver a él y usarlo a tu favor.

    La razón y el corazón… que te dire, uno necesita del otro a pesar que acostumbran ignorarse.

    Saludos men